Actividades 2009

Montejaque - Ronda

Málaga - 21 de marzo de 2009


En esta ocasión llenamos el bus, acudimos veinticinco personas a pesar de que esta ruta, desde Montejaque a Ronda por el PR 251, está calificada como de dificultad media. El recorrido es corto pero nosotros procuramos estirarlo un poco más, cambiando al PR-253.

Empezamos en la localidad de Montejaque. El comienzo es un camino empedrado, en zig-zag, y una subida con desnivel de cien metros en menos de quinientos. Nos lo tomamos con calma.

  

Al llegar al final de este camino nos encontramos la ermita de las Escuarigüela, donde se venera la Virgen de la Concepción, descansamos un poco y esperamos a que nuestros corazones retomaran el ritmo normal, para continuar por un llano espléndido rodeado de montañas rocosas, recordando que nos encontramos en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema.

  

El camino bien señalizado, nos llevo hasta una granja que tuvimos que cruzar para empezar la bajada buscando el río Guadiaro. Desde este punto, y a pesar de la calima, pudimos divisar nuestro destino la ciudad de Ronda, asomada a su impresionante tajo. Este punto de bajada, de desnivel bastante pronunciado, nos fue permitiendo disfrutar de la vista del valle del Guadiaro y remató el paisaje con el espectacular peñón de Mures, recordándonos que por estos parajes galoparon los bandoleros.

  

Un poco más adelante y percibiendo el viento del sur, llegamos a la vía férrea Algeciras-Bobadilla, la que atravesamos, así como la carretera que nos llevaría a la estación de Benaojan, y nos paramos a orillas del río más importante de la Sierra, el Guadiaro, no sin volvernos a disfrutar del espectáculo de la sierra por la que habíamos bajado.


A poca distancia se les une a este río el arroyo del Cubil y el río Guadalcobacín, poco después andamos por la carretera durante unos doscientos metros, para tomar un amplio camino a la derecha que nos acerca a una cerrada curva de la carretera de Ronda y que girando a la derecha hasta encontrar, a unos cien metros, un cruce de PR, dejando el 251 que nos sube hasta el barrio de Doctor Vázquez, y tomamos el PR 253, que igualmente nos lleva a Ronda pero por debajo del tajo.

  

Este tramo, de unos tres kilómetros, nos pasea por debajo de todo el tajo, permitiéndonos disfrutar de una visión del puente y del tajo, totalmente distinta a la que estamos acostumbrados a ver. Desde este punto, algunos de Grupo optaron por cortar camino, tomando un senderito que ascendía hasta la muralla de la Albacara, y desde esta a la parte antigua de Ronda, no sin que ello les costara un gran esfuerzo y reconocieran la gran dificultad que presenta esta ruta.

  

El resto seguimos el camino denominado “al fondo del tajo” y paralelo al corte de la montaña, pasando por varias casas y hoteles rurales y subiendo por un camino empedrado que nos llevó hasta la Iglesia del Espíritu Santo y desde allí y por la Ronda antigua, hasta la plaza de toros, pasando por el Puente Nuevo y gozando con las vistas de vértigo, desde los balcones.

  


  

Devuelta al autobús, después de un aprovechado día, regresamos a Sevilla, no sin antes tomarnos el cafelito con los dulces que algunos compis trajeron, y contarnos lo dificultoso de algunos tramos y las apariciones de las primeras secuelas agujetotas.

GRUPO SENDA