Actividades 2012

Arroyomolinos de León

(Huelva) - 21 de enero de 2012


En el día de ayer, 21 de enero de 2012, 28 definitivos (tres lamentables bajas), nos fuimos a disfrutar de lo nuestro; el campo, el senderismo. Claro que no sabía nadie que del sendero señalado ha realizar, el de Los Molinos, no teniamos ni idea de por donde iba, por lo que, una vez en el bus, y sin posibilidad de huida, se comentó que era un día especial para perdernos, sí perdernos, porque se sabía donde empezaba pero no como terminaba.

Pero valientes si los hay, nadie se rajó, tal vez hubo un conato, que se disipó instantáneamente...

Después de que nos liaran más de los que estábamos en Guadalinfo, un órgano de información?. Nos fuimos a la aventura valientemente...

Pues bien el sendero se hizo en más de la mitad del recorrido total de 15 kilómetros. conseguimos llegar, a pesar de la falta de señalización, indicación y etc, a la cabecera del arroyo de Valdelamadera, donde debiamos encontrar hasta catorce molinos.

Después de recorrer el tramo hasta llegar a la finca de la Higueruela, disfrutando de lugares tranquilos y en algunos tramos alfombrados de una capa verde producto de las últimas lluvias, y hasta donde todo estuvo bien, llegamos a otra finca donde un potrillo nos saludó, o nos avisó de lo que nos esperaba...

Tras pasar el portalón. o.cancelilla, con la señal de PR, empezaron las dudas de por donde..., pero gracias a la ayuda y confianza de algunos Compis, nos dirigimos "pa ya", ósea, yo que se, ya veremos. tal vez, a lo mejor,...eso sí, que nadie piense que no se sabía donde estábamos en todo momento, lo que ocurría que donde debía haber un camino, pues ya no estaba...

Pero llegamos a nuestro destino, el primer molino llamado de La Llave. El lugar era ideal, el arroyo fluía, el lugar fresco, sereno, silencioso, daba gloria estar por allí.

Y continuamos aguas abajo, cien metros, y ya no podíamos seguir. Vallas, alambradas, sembrados, cochineras y un sin fin de obstáculos que los lugareños tenían preparados para aquellos que queremos disfrutar del campo. Pero no pudieron con nosotros y nuestro deseo de aventura.

Avanzamos y retrocedimos en varias ocasiones. Saltamos alambradas y cruzamos zarzales. Subimos y bajamos. (En algunas ocasiones se escucharon maldiciones e improperios para un servidor, pero... de cariño).

En una ocasión, cuando casi todos habíamos saltado una valla de piedras, nos sale un lugareño y nos dice amablemente, que es por la otra orilla, cuando una señal en el segundo Molino de la Virgen, nos decía que para adelante. Estaba claro que no nos querían. Además, una vez retomada la orilla izquierda del arroyo, pudimos comprobar como el amable lugareño, estaba colocando un obstáculo de maderas, ramas y todo lo que encontraba para que no se pasase por ese lugar.

Pero llegamos, tras almorzar, al destino del Puente de la Gitana, donde confirmamos que había una zona recreativa con bancos y mesas e ideal para tomar el sol y donde descansamos un rato.

En lugar de continuar el sendero y volver al pueblo, nos montamos en el bus, que ya nos esperaba en el lugar y tras un merecido cafelito, llegamos a Sevilla, donde constatamos que a este Grupo ya no le vencen las dificultades ni la falta de información para realizar el Sendero que nos proponemos.

Este es el Grupo Senda, Señoras y Señores.

VER FOTOS EN PICASA


GRUPO SENDA