Actividades 2013

Frontera forestal San José del Valle

(Cádiz) - 16 de marzo de 2013


La climatología volvió a cambiar a última hora, la previsión de una leve posibilidad de lluvia, se convirtió en un 91%, lo que no impidió que continuásemos con la salida prevista y nos fuéramos 28 valientes a San José del Valle.

Teníamos información de que el Guadalete no se había desbordado por esta zona y que tampoco estaban los caminos impracticables. Se ve que desde una oficina no se pueden ver los caminos...

Decidimos iniciar la ruta en San José, que nos recibió con un buen chaparrón, -los mismos que nos acompañaron, esporádicamente, en todo el trayecto-, por lo que nada más salir del bus nos equipamos con los ponchos e impermeables y comenzamos, no sin vernos observados por los vecinos con caras de asombrados.


Al poco llegamos a la gravera, a la que no pudimos acceder y por lo tanto vimos alguna laguna desde lejos. El camino arenoso, y aunque habían bastantes charcos, no así zonas de barro. Si pudimos disfrutar de grandes ejemplares de pinos y encinas.

A la hora de haber comenzado, llegamos al km 8, llevamos 4 km. Cruzamos la carretera CA-502, atravesamos una calle con algunas casas, hasta llegar a la A-382, donde bajo un gran alcornoque, disfrutamos del ángelus, antes de pasar al otro lado.

Este tramo sí que nos complicó la ruta. Parecía que toda el agua de las últimas lluvias había caído por este lugar. El camino, intransitable para vehículos y casi para senderistas. En ocasiones tuvimos que cambiarlo por uno paralelo e interno, de la finca que nos flanqueaba a la derecha, y en zigzag durante varios kilómetros, teniendo que vadear un par de arroyos, que aumentaron el barro de nuestras botas y consiguieron que algunos de nosotros diera con las posaderas en el embarrado suelo.

Pero con esto no bastaba, así que cuando llegamos a los límites del parque de la Suara, nos encontramos con que el arroyo llevaba más caudal del que nos podíamos permitir para pasarlo a pie.

Así que buscamos alternativas, y eh aquí que delante nuestra nos encontramos con una acequia de unos dos metros de altura, sin agua, pero no viable para todos los del Grupo, por lo que la mayor parte la bajó y subió, y el resto optamos por un camino alternativo. Ambos, y ya alejados de la ruta principal, nos llevaron a la carretera, y nos acercamos al pueblo, pero al llegar a la venta Cuatro Caminos solicitamos la ayuda del bus para evitar otro chaparrón.

Nos llevó a un bar, ya concertado, donde comimos, viendo por la ventana como descargaba la tormenta que nos había amenazado en el último tramo de la ruta.

Después dimos un paseo por el pueblo y para casa.


VER FOTOS EN PICASA


GRUPO SENDA