Actividades 2016

Monesterio a Fuente de Cantos

5ª etapa del Camino de Santiago (Badajoz) - 20 de enero de 2016


Salimos 26 socios, con muchas ganas después de la parada de las fiestas navideñas.

En esta primera salida del año, no pudo venir el presidente, por lo cual, Luis Paz cogió el testigo y nos llevó de guía conocedor de la ruta la 5ª etapa del Camino de Santiago.

Teniamos dos opciones; comenzar en Monesterio, 23km aprox., o acortarla a 14 Km, pero había que hacer dos grupos y dijimos que el grupo no se debía de dividir por lo cual, por votación, elegimos el camino mas corto y caminar todos juntos.

Comenzamos nuestra andadura cruzando campos de encina y dehesas sin apenas transición, caminamos por zona agrícola sin arboleda, una extensa llanura muy recta a pleno sol y sin sombra, menos mal que corria una brisa y se aguantaba mejor la ruta tan monótona, hicimos nuestra parada habitual del aperitivo, o el Ángelus como le llamamos.

Continuamos nuestra andadura, como he comentado, muy lineal con subidas y bajadas, camino más ascendente, cuando llegamos al arroyo Badión, punto mas bajo, en el cual nos hicimos fotos con el reflejo del agua y la incertidumbre de resbalar y caer al agua al cruzar, por la poca estabilidad de las piedras dentro del arroyo. Este es el único sitio que encontramos arboleda junto a la ribera.


Una vez cruzado el arroyo con la ayuda de José Luis y Luis, continuamos caminando, nos encontramos en algunos trayectos explotaciones ganaderas y una villa muy particular y bonita bautizada como Villa del Camino de Santiago, en cuyo muro hay una placa indicando la distancia a Sevilla y a Santiago de Compostela.

Otra cosa curiosa que encontramos en la vereda, en el suelo, al lado de una cruz de madera, fue una caja metalica, que según Luis es para que cualquier peregrino que pase deje información de interés para cualquier viandante que la requiera.

Comenzamos a subir algunos kms y pasamos por el paraje conocido como Dehesa del Campo, desde este punto comenzamos a divisar el pueblo de Angela: Fuente de Cantos, el cual no dejamos de ver hasta llegar al pueblo.

Cuando llegamos quisimos visitar la iglesia pero estaba cerrada, así que nos montamos en el bus para volver a Sevilla, no sin antes parar para tomar nuestros cafés y dulces.

Tengo que resaltar que chapó por Vallejo, que iba fastidiado y aguantó como un “jabato”. Y Antonio, que estuvo todo el tiempo a su lado. A falta de dos km de la llegada al destino, Paco quiso llamar al chófer para que lo recogiera, pero él se negó y terminó haciendo todo el recorrido, cosa que le honra como buen senderista.

Pasamos un día estupendo y... ¡cómo no! dispuestos para la próxima...

VER FOTOS EN PICASA


GRUPO SENDA