Actividades 2017

Molinos del río Odiel

Sierra de Huelva - 11 de noviembre de 2017


Precioso día. Las mal anunciadas bajas temperaturas solo hicieron que tuviéramos que eliminar ropa conforme avanzaba el camino.

Dispuestos a realizar la ruta de los Molinos del río Odiel desde el Puente del km 17 de la carretera de Zalamea a Calañas, por la orilla derecha descendente del Río Odiel.

Veintitrés Soci@s y Amigos. Nada más comenzar la ruta ya nos impresionó la vista de los arcos del puente y el reflejo en las aguas ocres de esta corriente fluvial.

Era difícil andar un tramo sin tener que detenerse para observar los distintos reflejos que a cada paso nos enseñaban las aguas y las coloridas orillas con sus rocas ocres-amarillas y en ocasiones con mezclas de tonos que nos obligaba a fotografiar o a fijar en nuestras retinas.

Conforme avanzábamos el bosque nos cubría y, amén del río, también el follaje nos sorprendía. Lástima la falta de lluvia que retenía el verdor que le faltaba a la arboleda y ramajes, así como, que las torrenteras y algunas chorreras estuvieran silenciosas.

La ruta aunque calificada de moderada no presentaba excesiva dificultad.

Pudimos adentrarnos en los restos de la mina de Pedro José, a la que no pudimos visitar en sus adentros porque no íbamos bien pertrechados, pero fue interesante.

En el tramo del trazado del antiguo tren, y saliéndonos del camino, nos adentramos en un túnel ferroviario, por supuesto inmortalizado el momento por nuestro inmejorable paparachi.

Algunas balsas de agua, sinuosas espumas y rocas pulidas por el paso del tiempo y los abrazos de las aguas del río, incrementaban la espectacularidad de esta ruta que por momentos disfrutábamos más.

Una antigua acequia que mostraba las señales de su gran actividad en otros tiempos, y nos guio durante un buen tramo hasta que nos llevó a un gran claro de zona minera. Aquí si se perdió la dirección a seguir que éste preparado grupo supo subsanar sin problemas.

El calor se hizo sentir en este tramo despejado y hasta cierto punto lúgubre y baldío, con síntomas de tiempos mejores que ahora mostraba el paso de los años y el abandono, tanto que no se pudo cruzar el arroyo por el puente al estar destrozado.

Aquí nos detuvimos a reponer y recuperar fuerzas.

Ya cerca de nuestro destino continuamos disfrutando de todo el paisaje que nos rodeaba, de las antiguas instalaciones mineras, ahora muertas en su actividad, de los últimos molinos, no así de los restos anunciados de un asentamiento romano.

Ya en Sotiel Coronada, cruzamos el puente y bajamos a las aguas del río disfrutando de sus reflejos y colorido.

Terminamos esta impresionante ruta visitando la ermita de la Virgen Coronada, patrona de la localidad y la ermita de la Virgen de España del siglo VI, se dice que es la segunda más antigua de España.

De regreso, en Valverde del Camino, disfrutamos del relax de fin de ruta y de una gastronomía cada vez más excelente de dulces y bizcochos, y aunque con una pequeña incidencia, se culminó exitosamente.


VER FOTOS EN PICASA

GRUPO SENDA