Actividades 2018

Dólmenes de El Pozuelo - Zalamea la Real

Huelva - 1 de diciembre de 2018


Aprovechando la tregua del mal tiempo y teniendo en cuenta los deseos de disfrutar del campo, nos preparamos para realizar una ruta en el municipio de Zalamea la Real, concretamente en la aldea de El Pozuelo.

Veintitrés Soci@s y tres amigos pudimos acudir a esta salida.

En el término de esta aldea se encuentra la ruta de Los Dólmenes, estando identificados y localizados nueve de ellos.

La ruta comienza un poco antes de llegar a la localidad, un camino que nos sale a la izquierda y que coincidía con un antiguo trazado del tren minero. A la derecha parte otro camino que rodea la aldea y que hace el sendero en sentido inverso a como lo realizamos nosotros.

Se trata de un firme muy bien acondicionado y una ruta bien señalizada, con algunas pendientes pronunciadas pero de camino fácil y cómodo.


Al llegar a la casa de Los Llanetes, a la derecha del camino y después de una buena pendiente, a la izquierda pudimos ver los restos de la mina Chiflón y los Dólmenes 1 al 4, en dos grupos y de acceso por diferentes caminos aunque ya desde la casa se pueden apreciar en lo alto de oteros, pudiendo ver sus grandes construcciones de piedras alzadas al cielo.

Primeramente vimos los números 1 y 2. Desde este punto podíamos ver el 3 y 4. Era impresionante estar en una construcción de esta envergadura creada por el hombre hacía más de 4.000 años y que habían servido de última morada para sus seres queridos.

Antes de retomar la ruta, y por el amor a los animales, un@s compañeros avisaron al dueño de un perro perdido que acudió presto a rescatarlo. La buena acción del día.

Tomamos el camino del pantano de la Vela que nos llevaría a los Dólmenes 5 a 9, en la zona denominada de El Riscal-La Veguilla. Esta parte del camino está mucho más poblada de arboleda, de pinos principalmente, aunque seguimos viendo algunos eucaliptos.

Tras visitar el quinto y una reconstrucción de un antiguo poblado, en muy mal estado y descuidado, y cruzar el puente sobre el arroyo de Los Pinos, llegamos a un área recreativa y antes de poder sentarnos visitamos el número 7 en lo alto de una sima y con una pendiente resbaladiza.

Dimos cuenta de nuestros bocatas y viandas, y repuestas las fuerzas y dado un respiro a las rodillas, visitamos el Dolmen de galería número seis, con cuatro cámaras y muy impresionante.

Tras lo cual retomamos el camino no sin poder ver los restos del número 9. El número 8 se encuentra en una zona bastante más difícil de acceder.

Sobre las 16’30 horas llegamos a la aldea, la que recorrimos por sus calles y llegamos a la Iglesia del siglo XVIII, Como suele ocurrir en nuestras visitas, estaba cerrada.

El bus nos esperaba en el mismo sitio donde nos dejó, cerca del pequeñísimo cementerio.


VER FOTOS EN PICASA


GRUPO SENDA